Ultimas

Colombia: tres masacres en menos de 24 horas se suman a las 33 documentadas en lo que va del año

El sábado en la mañana se reportó el asesinato de 6 personas en Nariño, sur del país. Al final de la tarde del viernes 21 de agosto fuentes oficiales reportaron el asesinato de cinco personas en Arauca, en la frontera con Venezuela. Horas más tarde, en El Tambo, Cauca, suroccidente del país, se informó del asesinato de otras seis personas. Esta misma semana, la ONU alertó que ha documentado 33 masacres en lo que va de 2020.

En el departamento de Nariño, sur de Colombia, se reportó este sábado 22 de agosto el asesinato de seis jóvenes en La Guayacana, zona rural del municipio de Tumaco, fronterizo con Ecuador. El gobernador del departamento, John Rojas, dijo que además hay dos personas desaparecidas y medios locales afirman que una de estas sería una menor de edad.

El gobernador Rojas también se refirió al Consejo de Seguridad que liderará el presidente Iván Duque este sábado en el departamento, una reunión que se había citado con anticipación debido a la masacre de otro grupo de jóvenes hace una semana en el mismo departamento.

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Rojas instó a que en el encuentro se tomen “acciones contundentes con estas estructuras delincuenciales que operan en el departamento de Nariño” y también pidió “inversión social” para el territorio. 

El viernes 21 de agosto, fuentes oficiales colombianas reportaron dos masacres en puntos distintos del país. Cinco personas fueron asesinadas en el área rural de Arauca, capital del departamento homónimo en la frontera nororiental con Venezuela, según reportó la Defensoría del Pueblo, entidad pública encargada de velar por el respeto a los derechos humanos en el país. 

“La barbarie de los criminales no tiene límite”, dijo la Defensoría en otro trino, “rechazamos con vehemencia su ocurrencia y solicitamos a las autoridades esclarezcan lo ocurrido cuanto antes”.

Horas más tarde, reportaron otro hecho violento al suroccidente del país, en El Tambo, Cauca, una zona con amplia presencia indígena y tradicionalmente diputada por distintos grupos armados ilegales. 

“Está confirmado. Son seis personas las que fueron asesinadas por desconocidos hoy (viernes) en (el caserío) Uribe”, dijo a Efe por teléfono el alcalde de El Tambo, Carlos Vela. El mandatario agregó que la zona en donde ocurrió la masacre es lejana de la cabecera municipal. “Estamos esperando a que mañana (sábado) el Ejército o la comunidad haga presencia allá”, agregó el alcalde que espera que con la llegada de las autoridades pueda tener más información de lo ocurrido. Vela añadió que dos días antes otras dos personas fueron asesinadas “con lo que ya son ocho los muertos en Uribe”.

Los ataques ocurren en medio de un contexto de creciente violencia en distintos puntos del país. Este mismo viernes, y antes de que se conocieran estas masacres, algunos manifestantes ya se estaban movilizando en ciudades como Bogotá o Medellín para pedir al gobierno de Iván Duque que proteja la vida de los grupos más vulnerables en el país.

La violencia crece en distintas zonas de Colombia

Los episodios violentos de Arauca y El Tambo no son excepcionales. Las manifestaciones que se convocaron en algunas ciudades del país fueron motivadas por los constantes asesinatos que se han registrado en las últimas semanas. 

Los más recientes ocurrieron el martes pasado, cuando desconocidos asesinaron a tres indígenas de la comunidad Awá, en el departamento de Nariño, sur del país. Las tres personas fueron atacadas en su propio resguardo indígena, Pialapi-Pueblo Viejo, ubicado en una remota zona rural, a unas nueve horas de la cabecera municipal de Ricaurte, a pocos kilómetros del límite con Ecuador.

Tres días antes, el sábado 15 de agosto, ocho jóvenes de entre 19 y 25 años fueron masacrados por desconocidos en la aldea de Santa Catalina, cercana a la cabecera municipal de Samaniego, también en Nariño. Horas antes, en el mismo poblado, había sido asesinada una mujer de 26 años, también por desconocidos.</