Ultimas

Cómo salir de la zona de confort y dejar atrás la comodidad

Zona de confort

El concepto de zona de confort hace referencia a las condiciones que nos rodean en la que nos encontramos cómodos y en la que tenemos la percepción del dominio de la situación. Visto así parece que estar en esta zona confort es algo muy positivo, ya que solemos estar tranquilos, parece que todo fluye con normalidad y las preocupaciones no son muy grandes.

El problema surge cuando estamos demasiado tiempo en esta zona y adoptamos una actitud conformista con la situación que vivimos. Tomar la decisión de cambiar puede ser la opción más acertada, pero en este caso, el miedo a enfrentarse a una situación nueva y tener que hacer el esfuerzo de dejar a un lado la situación cómoda de tener todo bajo control, son lo que le genera que una persona siga en su espacio de confort y no logre lo que realmente quiere en su vida. 

Pero la zona de confort no son sólo grandes cambios en nuestra vida. Cuando en nuestro día a día nos amoldamos a la situación en la que vivimos aun sabiendo que podríamos estar mejor introduciendo pequeños cambios como iniciar una nueva actividad que me puede aportar desconectar de la rutina diaria de la familia y el trabajo o modificar ciertos aspectos que nos impiden avanzar hacia donde yo quiero también decimos que estamos dentro de nuestra zona de confort. Salir de ella nos cuesta porque implica cambios, y los cambios, ya sean grandes o pequeños nos llevan a sentirnos inseguros, con miedo a lo desconocido y nos generan incertidumbre y estas sensaciones no las percibimos como agradables.

¿Qué es la zona de confort?

La zona de confort y su significado hacen referencia a un estado de comportamiento en el cual una persona se desevuelve en sus retos diarios evitando a toda costa cualquier tipo de riegos. Por lo tanto, al estar dentro de nuestro círculo de confort las personas no consiguen llegar a sus metas ya que no se enfrentan a lo que realmente quieren hacer con sus vidas. 

Según diversos estudios, la zona de confort en la psicología se explica ya que existen dos respuestas humanas ante una situación que puede generar un grado de anisedad. La primera es pelear y enfrentar los desafíos que se nos presentan, y la segunda es esconderse o huír ante este tipo de situaciones. 

De esta forma, si acabamos acostumbrándonos a nuestro estado de confort el resultado es el aburrimiento y el vacío. A través de las investigaciones se ha descubierto que la clave para poder progresar sin sufrir consecuencias es precisamente intentar salir de la zona de conofort de una forma equilibrada co