Ultimas

“Vamos a enderezar el rumbo: EPS que no corrija, tiene el tiempo contado”: Supersalud

Compromisos claros y esperanzadores dejó el encuentro que el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, y el gobernador Francisco Ovalle Angarita, sostuvieron con la comunidad cesarense y los diferentes actores del sistema de Salud, los cuales apuntan a garantizar la debida prestación de los servicios de salud de manera oportuna y con calidad, y a fortalecer financieramente a las instituciones prestadoras tanto de la red pública como privada.

 

Durante la primera parte de la jornada, el alto funcionario concentró su agenda en un diálogo cercano con ciudadanos de Valledupar y otros municipios, que, previa inscripción, fueron a presentarle situaciones particulares relacionadas con la deficiente o nula prestación de los servicios de salud que reciben por parte de las EPS.

Quejas como, falta de atención con oportunidad, negación de los servicios, falta de red y prestación de servicios en otras ciudades del país, fueron los principales reparos que hicieron los asistentes a las EPS, y de los que el Superintendente tomó atenta nota para, en un término de dos meses, dar respuesta y solución definitiva.

Una de las EPS que recibió mayores quejas fue Coomeva, caso al que se refirió la máxima autoridad de vigilancia y control que tiene el Sistema de Salud:  “me voy con muchas preocupaciones sobre lo que está pasando con Coomeva; el 80% de las quejas que recibo en el Cesar son de Coomeva, en una población que nosotros estimábamos que era cercana a los 73 mil usuarios, pero la gerente nos dice hoy que son 40 mil, lo que me preocupa aún más, porque con tan poca población deberían tener un mejor trato para sus usuarios.  Vamos a revisar el plan de salvamento y reestructuración que ellos nos presentaron; si Coomeva mejora, pues seguirá, de lo contrario tendremos que deshabilitarla”, dijo Fabio Aristizábal Ángel.

Fortalecimiento financiero para las ESE

En la segunda parte de la jornada, el turno fue para los alcaldes, secretarios de salud municipales, y gerentes de hospitales y clínicas del departamento, con quienes el Superintendente de Salud y el Gobernador, establecieron unos compromisos puntuales, que motivaron y les devolvieron la esperanza a los actores del sistema en el departamento.  Por ejemplo, la realización de unas mesas de flujo de recursos, no a nivel local sino en Bogotá, en donde estén presentes los presidentes de las EPS, en donde además de establecer compromisos de pago, se revisarán también asuntos como barreras en la contratación, fragmentación de los contratos, glosas injustificadas, giro directo, recobros, liquidación de contratos y la forma en la que están contratando la red.

Además, se realizarán también mesas de conciliación con las empresas que más le deben a  la red pública y privada, que son: Comfacor, Emdisalud, Saludvida, Comparta, Nueva EPS, Coomeva y Asociación Barrios Unidos de Quibdó.

“He sido muy claro desde que llegué: las EPS que tengan voluntad de permanencia, que me muestren cómo van a capitalizar, que demuestren que tienen red, voluntad de pago y que disminuyan las peticiones, quejas y reclamos. Vamos a hacer revocatorias totales o parciales, pero lo que no vamos a permitir es que las EPS le sigan haciendo conejo al país. Hay que tomar decisiones rápidas, y no tenemos mucho tiempo; esas decisiones en algún punto podrían afectar a algunas IPS de la región, pero tenemos que parar ya el desangre de los recursos de la salud”, enfatizó Fabio Aristizábal.

Con respecto a la crisis que afrontan varios hospitales del departamento, el Superintendente de Salud fue claro en decir que este tema hay que abordarlo no desde los planes de gestión integral de riesgo, los cuales no están funcionando, sino desde el Ministerio de Hacienda, con planes de saneamiento fiscal y financiero. En este sentido, el Gobierno Departamental priorizará algunos hospitales que entrarán en el proceso de saneamiento.

Por último, se pactó una capacitación para los secretarios de Salud, a través de la cual se les darán herramientas para que ejerzan inspección y vigilancia desde los municipios.

Nuevas competencias para entes territoriales

Con la reciente sanción de la Ley 1949, que le amplía las facultades sancionatorias a la Superintendencia de Salud, la entidad le entregará más competencias en inspección y vigilancia a los entes territoriales, mediante un instrumento nuevo que está en construcción, el cual servirá para hacer seguimiento a las EPS.  Además, el Superintendente de Salud anunció un fortalecimiento regional para la entidad, mejorando el nivel de los funcionarios y el nivel de interlocución, para que en los territorios se puedan resolver los casos sin tener que ir hasta Bogotá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *