La Procuraduría General de la Nación le solicitó a la Alcaldía de Valledupar y a las autoridades correspondientes la creación de un plan de acción que permita garantizarle a los vallenatos la prestación del servicio de acueducto y alcantarillado. Dicho requerimiento se debe a que el órgano de control recibió un informe de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios sobre los “serios problemas de liquidez” de la Empresa de Servicios Públicos Acueducto y Alcantarillado de Valledupar, Emdupar.

De acuerdo con la alerta de la Superintendencia, los vallenatos podrían correr el riesgo de quedarse sin el preciado líquido porque la empresa de servicios públicos está atravesando una situación financiera grave. 

En ese sentido, la Procuraduría está a la espera de que el primero de octubre las autoridades de la ciudad presenten un cronograma con acciones que serán ejecutadas a corto, mediano y largo plazo para garantizarle a la población la prestación de los servicios. 

El órgano de control agregó que le hará un seguimiento permanente a las entidades comprometidas con el plan de acción para que estas cumplan con los compromisos adquiridos, los cuales tienen como propósito mitigar la situación de riesgo actual.